Compartir
Valentino Rossi rodando en el circuito de Losail durante el segundo día de test / Rafa Marrodán (OPM)

Valentino Rossi aseguró ayer que está viviendo una de las pretemporadas más complicadas de sus años en Yamaha.  “No recuerdo una pretemporada tan complicada con la Yamaha. Me acuerdo de las dificultades con otras motos pero con la Yamaha no”, decía Valentino. 

El piloto italiano reconoce que “estaba preocupado y el tiempo de hoy me ayuda emocionalmente”, tras terminar el segundo día de test en segunda posición y siendo de los cuatro únicos pilotos que han logrado bajar de 1’55 durante los dos días de test celebrados en el circuito de Losail. Aunque todavía no logra superar a su compañero de equipo, Maverick Viñales, del que se encuentra a 0.277 de diferencia.

Como bien decía Viñales, «es complicado ir rápido cuando estás probando tantas cosas» y es que Rossi declaró que tras las dificultades; «Yamaha me está ayudando mucho para resolver el problema. En Phillip Island me trajeron muchas cosas», así que uno de los motivos por los que el piloto no encuentra la solución final, son los cambios constantes que está realizando a su Yamaha YZR-M1.

A pesar de esto, Valentino concluyó el segundo día en Qatar de manera positiva y ahora solo queda esperar como transcurrirá la última jornada en el box del italiano.

No hay comentarios