Con tanto baile de posiciones y llegadas de pilotos de Moto2 a MotoGP (Mir, Bagnaia y Quartararo) ha habido varios a los que les ha pillado a contrapié la situación. El caso más sangrante fue el de Bautista, que con calidad y ganas para seguir en MotoGP se vio obligado a buscar una alternativa en SBK, una alternativa que se presenta como muy atractiva, porque será piloto oficial Ducati con la nueva V4. Es decir, que cambiará en 2019 ser cola de león por cabeza de ratón, lo que puede estar bien, pero verle hacer el carrerón que hizo en Australia con la Ducati oficial, como como sustituto de Lorenzo, da que pensar que tenía cuerda para rato en MotoGP. Quizá regrese un día a la clase reina como campeón de SBK… 

#

Comments are closed