Myrian Marine

¿Desde cuándo dibujas? ¿Recuerdas cuándo empezó?

Dibujo desde que pude agarrar un lápiz y desde entonces no lo he soltado.

Cada vez que despliego mi creatividad en alguna de ellas aprendo muchísimo de mí, de los comportamientos de los seres humanos y qué nos hace llegar a esas emociones. Esto hace que yo cambie internamente, que tenga nuevas formas de ver las cosas y, por supuesto, nuevas inspiraciones para crear… Por tanto, quiera o no ambas terminan influyendo en la otra para seguir creciendo como artista en las dos profesiones.

También eres actriz, ¿influye tu experiencia como actriz en tus ilustraciones y viceversa?

En ambas profesiones trabajo con las emociones. En los retratos siempre recalco que dibujo rostros a través de las emociones que deseo expresar. 

También he de decir, que me rodeo de actrices maravillosas que me inspiran tremendamente a la hora de retratar. Muchas actrices terminan siendo algunas de mis musas.

¿Cuáles son sus influencias, estilos o referentes tanto en la ilustración como en el arte dramático?

La verdad es que no tengo ningún referente exacto. Me inspiro con la vida misma, con pequeños detalles sean de otros artistas, personas o situaciones cotidianas.

Samuel de Román / One Percent Magazine

Hablando solo de ilustración, ¿podrías explicar cómo es su proceso creativo?

Partiendo de que la ilustración era uno de mis hobbies, el proceso creativo siempre fue muy catárquico para mí.

Como persona que le costaba expresar las emociones buscaba formas de sacarlas a través del arte de manera inconsciente hasta hace un par de años. Simplemente busco o encuentro rostros donde la mirada me atrapa. Terminan siendo un estímulo externo para sacar una emoción que no reconozco en el momento: es como un flechazo y tengo que dibujarlo. En el proceso sale todo. A veces si es tristeza no puedo parar de llorar mientras dibujo, por ejemplo. No hay bocetos, nunca hay una idea final establecida, simplemente va llegando todo. Finalmente, al ver la ilustración sale un texto o poema, que termina curiosamente siendo la explicación de todo lo que tenía dentro y eso lo entrego al mundo en forma de belleza. 

Con tus ilustraciones cuellilargas” ¿es diferente este proceso?

Con Los Cuellos Largos es totalmente diferente, las emociones antes eran muy intensas, ahora este proceso es un juego.

Un amigo los llama » Caricaturas con estilo». Para mí el proceso más creativo de ambas y con más reto se da en este tipo de retratos, aunque parezcan más sencillos. Con menos líneas has de sacar el parecido de la persona, con más limitaciones. Has de sacar la esencia de la persona. Yo los adoro. Además, me da mucha risa ver a las personas o mascotas de esa manera, me divierto muchísimo y me río mucho en el proceso.

En la actualidad y próximamente ¿tienes algún proyecto?

De momento poder seguir creando en estos tiempos de guerra, ya que no está siendo fácil para nosotros los artistas, pero según se vaya suavizando, quiero al menos retomar las exposiciones. 

Su obra en: https://www.facebook.com/myrianmarineoficial/