Maverick Viñales: “Creo que es el año en el que siento más potencial”

El piloto del Monster Energy Yamaha consiguió la primera victoria de la temporada tras remontar desde la tercera plaza: «Honestamente, me sentí increíble. Traté de ser inteligente y tranquilo, y elegí el lugar correcto para empujar. Finalmente abrí una brecha y estaba tratando de controlar el neumático y administrar la potencia. En general, muy bien. Fue un fin de semana fantástico, solo puedo agradecer a mi familia que está muy unida, ahora mi esposa … Como saben, estamos esperando un bebé. Estos resultados son asombrosos, todo está bien y estamos realmente bendecidos”. 

A lo largo de las primeras vueltas pudimos ver a los dos pilotos del equipo nipón rodar en sintonía a la caza de las Ducati: “Estaba muy confiado detrás de Fabio. No podríamos dejar que las Ducati se escaparan. Fabio era el que tenía menos distancia, así que decidí seguirlo mientras guardaba goma. Así que no estaba muy preocupado y cuando ví la oportunidad empuje más”. 

Poca tracción en la entrada a curva: “Para la próxima carrera tengo alguna idea de cómo proseguir. Yo debo mejorar porque había partes en las cuales sufría con la moto, sobre todo la entrada en curva”.

El neumático, factor clave en Qatar: “Hemos aprendido a no desperdiciar el neumático. La verdad es que tenía muy buenas  sensaciones con el neumático delantero, por lo que a lo largo de la carrera piloté mucho con el neumático delantero sin desgastar el trasero. He ido mucho más fino que durante el resto del fin de semana, podía empujar gracias a esta estrategia”. 

Las salidas, asignatura pendiente de las Yamaha: “Yo he hecho el mejor arranque, el problema viene después. La salida está bien pero se te encrespa de delante y te pueden adelantar”. El de Roses desveló los fallos cometidos durante su lucha con Bagnaia: “Cometí un gran error al intentar adelantar a Pecco. Casi me salgo en el transcurso de la curva 13 a las 14. Sin embargo en la curva 15 puede generar más distancia”.

Yamaha, reset y vuelta a empezar: “Hemos cambiado la mentalidad tenemos que ser más agresivos en el adelantamiento.  Yo sentía que teníamos mucho potencial y buen ritmo, pero me quedaba atascado”. 

Adiós a la era de la mantequilla: “Frenando y apurando lo más tarde tratando de no oscilar la moto. Trato de trabajar mucho en el estilo de pilotaje e ir curva a curva mejorando. No es como la mantequilla sino que tienes que ser agresivo, pero a la vez fino”.

Texto: Libra Medina