LOS ASPIRANTES SE QUEDAN FUERA DE LA POLE