KABUTO HELMETS, LA UNIÓN ENTRE TRADICIÓN E INNOVACIÓN

Los kabuto eran los cascos que antiguamente utilizaban los guerreros medievales japoneses y, posteriormente, los samuráis. Eran claves para la protección de quienes los llevaban y se convirtieron en un icono especialmente en la cultura samurái. Este elemento fue el que inspiró la aparición de la empresa OGK KABUTO. Fundada en 1982 e instalada en la ciudad japonesa de Osaka, esta compañía ofrece cascos de moto y bicicleta, llegando a convertirse en una de las marcas de referencia en el sector. La inspiración de la marca es que sus cascos protejan a los pilotos de hoy en día de la misma forma que los kabuto tradicionales salvaron la vida de muchos soldados. 

Uno de los mayores momentos de crecimiento de la empresa llegó en 1986, cuando se promulgó una ley en Japón que obligaba a utilizar casco con cualquier tipo de motocicletas. OGK KABUTO aprovechó esta expansión nacional para conocer las necesidades de los usuarios, que demandaban cascos de mayor calidad, seguridad y comodidad. De esta forma surgió su primer modelo: el casco Kabuto FF-1. Desde entonces, la marca siempre ha mantenido una premisa: mantener los más altos estándares de calidad y ofrecer a los clientes las mejores innovaciones. 

El mayor reto es conocer y anticiparse a las necesidades de los consumidores. Para OGK KABUTO “los cascos cambian con la sociedad”, algo que tienen en cuenta en el diseño y fabricación de todos sus productos. Tras la creación de su primer modelo, en 1992 la marca revolucionó el sector con la implantación del sistema de ventilación total en sus cascos integrales. Con esta tecnología, la primera de este tipo, se consiguió mejorar la comodidad y la ventilación de aire a través del casco. Además, en 2007 la marca patentó la tecnología Wake Stabilizer®. Este sistema se incorporó por primera vez en el modelo Kabuto FF-5, y permite más fluidez de movimientos y una reducción de la carga aerodinámica durante el viaje, algo fundamental para los pilotos. 

El trabajo constante para optimizar los cascos no tiene otra misión que no sea la de garantizar que la experiencia de conducción sea la mejor posible en todos los aspectos, sin renunciar nunca a la seguridad. El aumento de motoristas durante los años 80 hizo que Kabuto decidiera adaptar sus productos a las distintas necesidades de cada uno. Por ello, actualmente existen cuatro líneas de cascos de moto: integrales, abiertos, modulares y “Street”, una línea de cascos abiertos con un estilo más urbano. También existe una amplia variedad en cuando a los cascos de bicicleta. 

En definitiva, todos los productos cumplen siempre con unas características básicas: aerodinámica, ligereza, durabilidad, seguridad y estilo. Esto, sumado a ese espíritu de guerrero y luchador que tenía el kabuto tradicional, es una mezcla perfecta para identificar a esta marca, luchando siempre por conseguir lo mejor. Desde los más pequeños hasta los atletas profesionales, todos pueden adquirir cascos Kabuto siempre bajo el reclamo de que “la seguridad va unida al diseño”. Es decir, los cascos no solo incorporan las últimas tecnologías, sino también los últimos estándares en cuanto a diseño de los mismos. Estas características han hecho que Kabuto sea reconocido en todo el mundo, también en Europa gracias al acuerdo con Honda Europa como distribuidor en el gran continente desde 2018. De esta forma, sus cascos estén disponibles actualmente en más de 25 países repartidos entre Asia, Oceanía y Europa. 

Kabuto

Para conseguir la mayor seguridad y confort, OGK KABUTO ha contado con la opinión de numerosos deportistas de élite tanto en ciclismo como en motociclismo. La valoración de cada uno de ellos, junto con todas las pruebas específicas realizadas, son la base para que el resultado final sea de la más alta calidad. OGK KABUTO comenzó su andadura en el deporte de élite apoyando a los equipos nacionales de ciclismo japoneses desde los Juegos Olímpicos de San Francisco, celebrados en 1984. Entre ellos, han sido muchos los que han conseguido medallas olímpicas. Una de las últimas fue 2020, cuando Yumi Kajihara consiguió la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de Ciclismo en Pista celebrado en Berlín. Durante los Juegos Olímpicos de Tokio Kabuto apoyará al equipo ciclista japonés ofreciendo el casco IZANAGI, la punta de lanza de la línea de bicicletas deportivas.

En motociclismo, el número de pilotos que utilizan cascos Kabuto es cada vez mayor. Esta temporada también estará presente en el Campeonato de Mundo de Motociclismo con los pilotos Yari Montella, que junto a la marca fue campeón de Moto2 Junior Championship en el FIM CEV Repsol en 2020, que debutará en el mundial con Speed Up Racing en Moto2; y Kaito Toba, piloto del Green Power Moto3. Además, Hikari Okubo también competirá en MotoE con cascos Kabuto, mientras que Naomichi Uramoto lo hará en el Campeonato de España ESBK.  Del mismo modo, también en esta temporada 2021 pilotos de las tres categorías del FIM CEV Repsol competirán de la mano de Kabuto. 

Texto: Beatriz Sánchez