¿El síndrome de ser el hermano de…? No nunca lo he sentido

¿El síndrome de ser el hermano de…? No nunca lo he sentido

89
0
Compartir

“Sí, Valentino me puede explicar cómo hacer cada curvade todos los circuitos del Mundial, pero después hay quehacerlo. ¡Es eso lo que es difícil!”.“El equipo de Márquez nose equivocó ni una vez. Desdeel momento que llegó la nueva goma ganaronprácticamente todas las carreras. Cuando nosotrosencontramos el camino, pasamos a ser competitivos…Pero ya era tarde”.“¿Ganar el título antes de subir a MotoGP? Hemos vistoqueya no es imprescindible… ¡Ahí está Quartararo!”.

Luca Marini tiene la… ¿la suerte?… ¿la desgracia?… de ser el hermano de Valentino Rossi. Él asegura que el ‘síndrome de ser le hermano de…’ nunca ha existido. “Todo lo contrario. Nunca ha existido y creo que nunca existirá. En vez de una losa, es una suerte. Ser el hermano de Valentino Rossi es algo especial, me divierte. Es estupendo poder pasar el tiempo con él y hablar de deporte, de motos, porque él sabe todo de este mundo. Los dos compartimos una gran pasión y es bonito poderte relacionar con una persona así y aprender tantas cosas de él”. 

La trayectoria de Luca Marini en el Mundial ha sido diferente de lo ‘normal’. Probablemente sea el único de los pilotos italianos del campeonato que no entró en los GGPP por Moto3. Luca lo hizo debutando directamente en Moto2. ¿La razón?… “Crecí demasiado deprisa y esto hizo que la Moto3 se me quedase pequeña. Ya me costó mucho correr en Moto3 en el CEV, así que decidimos… yo, junto a mi familia, a Valentino y la VR46, pasar a Moto2. Fue una buena decisión porque inmediatamente me he encontrado mucho más a gusto. Después de un año de CEV dimos el paso de entrar en el Mundial. Pero debo decir que un poco de Moto3 del Mundial me habría gustado hacer”.

¿Por qué? 

“Porque es una categoría muy bonita. Porque hay muchas peleas, muchos adelantamientos… Es una categoría que te forma mucho; se aprende mucho”. 

En el CEV corriste dentro de la estructura de Sito Pons, donde Santi Mulero, uno de los gurus técnicos del Mundial, me ha dicho de ti que eres un piloto muy fino. ¿Consideras la finura una de las características de tu pilotaje? 

“Sí, creo que sí… Santi es un grande; el tiempo que estuvimos en el CEV fue fantástico. Y estoy de acuerdo contigo, creo que es uno de los mejores técnicos que hay en el Mundial en todas las categorías.  

Has terminado sexto en el Mundial… Me imagino que no era el resultado que esperabas cuando empezó a temporada, ¿no? 

“No sé qué decirte. Yo siempre apunto alto, me pongo a mi mismo objetivos difíciles. Pero este año la temporada ha sido complicada. Ha habido tantos cambios en la categoría, me tuve que operar al inicio del año… Digamos que no ha sido una temporada fácil. Pero creo que a partir de un momento determinado cogimos un buen nivel. Cuando físicamente he estado bien he conseguido pilotar bien, llevar la moto al límite, conseguir buenos resultados… Al final esto es lo que de verdad importa. Esperemos que 2020 sea un poco más tranquilo”. 

Frenada, paso por curva, aceleración… ¿En cuál de estas tres fases te sientes más fuerte y en cuál crees que debes trabajar más? 

“Seguramente en el paso por curva. Me gusta entrar rápido en la curva y hacer mucho paso. Pero con la nueva Moto2, la que hemos estrenado este año, he tenido que cambiar un poco”. 

¿Por la llegada de la electrónica a Moto2, supongo? 

“Más que por la electrónica, digamos que ha sido por el nuevo neumático trasero y el nuevo motor. Tienes que intentar parar más la moto en la frenada, tipo MotoGP, y sacar la máxima partida de la salida porque la moto ahora acelera mucho más”.  

¿Y esta metamorfosis en el pilotaje te ha costado mucho o ha sido rápida? 

“Con el neumático viejo, cuando sólo había cambiado el motor y el chasis de la moto, me resultó muy fácil, mientras que cuando cambió el neumático ha habido carreras en las que las cosas se complicaron. Pero creo que le ha pasado a muchos pilotos. Creo que detrás de esto han estado los altibajos de todos los pilotos que hemos visto este año. Sólo Márquez pareció capaz de ser constante. Su equipo fue capaz de hacer un trabajo óptimo; no se han equivocado ni una vez. Desde el momento que llegó la nueva goma ganaron prácticamente todas las carreras. Cuando nosotros, y los demás pilotos, hemos encontrado el camino, pasamos a ser competitivos. Pero ya era tarde. 

¿Es decir, la clave de la temporada ha estado en cómo el equipo de Alex supo gestionar el nuevo neumático? 

“Su equipo y él. Los dos hicieron un buen trabajo. Seguro que se esforzaron mucho, comenzando la temporada con las ideas claras, con el objetivo de ir a ganar el Mundial, y lo han dado todo.  

¿Y tú, estás listo para asaltar el Mundial el año que viene? ¿Te sientes ya maduro para ello? 

“Ya al inicio de este año me sentía un piloto maduro. Durante esta temporada he aprendido muchas cosas”. 

Me imagino que tu objetivo, como el de todos los que corréis el Mundial, es llegar a MotoGP. ¿Quieres hacerlo siendo campeón? ¿Crees que es importante? 

“Hemos visto que ya no es imprescindible ganar en Moto2 para ir a MotoGP… Ahí está Quartararo. Ganó una carrera en Moto2 y en MotoGP en su primer año ha sido un fenómeno. Pero no sólo Quartararo, también Mir. Ganó en el mundial de Moto3, pero decidió después de un año en Moto2 pasar inmediatamente a MotoGP para no dejar escapar la ocasión que se le presentó. Es decir, no lo sé. Lo que sé es que mi objetivo es hacerlo bien en Moto2, porque es una categoría que me gusta, que me divierte…”. 

¿Pero entonces no te pones como condición sine que non ganar el título antes de dar el salto? 

“Es difícil decirlo, porque el Mundial lo gana sólo uno cada año. Si, por ejemplo, no lo gano en dos años, tal vez se me escape la oportunidad de ir a MotoGP”. 

Bueno, el que ha ganado este año ha necesitado cinco temporadas para hacerlo.. 

“Cierto, pero creo que Alex Márquez no te habría dicho que no iba a subir a MotoGP sin ganar el título, lo que pasa es que no le había surgido la ocasión. Para ganar un Mundial todo debe encajar perfectamente…¡Ya es difícil ganar una carrera, un Mundial entonces…! No es ‘quiero ganar el Mundial’ y ya está. Tienes que tener suerte, tener suerte con los neumáticos…  

¿Valentino no te dice, que Marc le decía a su hermano, que debía pasar de categoría con el título en el bolsillo? 

“No, no… Valentino sólo me dice que me esfuerce, que haga buenos resultados, que con resultados buenos, todo es más fácil”. 

Cambiando de asunto… ¿Por qué Luca Marini es el italiano más serio que conozco? 

“Soy como soy. Soy como me ve la gente. No llevo una máscara, como pueda llevar alguno aquí dentro. Lo que soy es tranquilo, no serio”. 

Es decir, las victorias se celebran también en el box de Luca Marini. 

“Sí claro… Pero sin exageraciones”.  

Volviendo a Valentino… Tú eres su hermano fuera de la pista y ahí puede ayudarte, porque dentro sólo eres Luca Marini. 

“Sí, eso es seguro. Pero también me echa una mano cuando estoy en la pista, dándome consejos. Fuera, ha visto tantas cosas, ha pasado por tantas experiencias, son tantos años los que está en este mundo… Me enseña muchas cosas”.  

¡Entonces lo deberías tener más fácil que los demás! 

“Valentino me lo puede decir todo. Me puede decir cómo hacer cada curva de todos los circuitos del Mundial, pero después hay que hacerlo. Es eso lo que es difícil”.  

Compartir
Artículo anteriorJusticia divina
Artículo siguientePedrosa se va

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.