El señorío de Lorenzo

Lorenzo y Pedrosa fueron enemigos íntimos durante muchos años, dentro y fuera de la pista, pero desde hace unos cuantos su relación ya es buena, de mucho respeto. Y ahora, a pesar de que Jorge será quien se suba a la moto de Dani el próximo año, el mallorquín estuvo señor a la hora de valorar su retirada. Fue más lejos incluso que Rossi en sus piropos: “A todos nos hubiera gustado que siguiera unos cuantos años más, pero supongo que tendrá sus motivos. Le deseo que sea muy feliz. Se retira uno de los mejores pilotos de los últimos 15 años de MotoGP; y a nivel técnico quizás el mejor de la historia. Con su envergadura ha hecho cosas increíbles con una MotoGP. Nadie con un tamaño similar ha llegado a participar en esta categoría y él ha ganado un montón de carreras y ha luchado por títulos. A nivel profesional, ha significado para mí uno de mis mayores rivales”.