Compartir

El RACVN se congratula de que los ayuntamientos de Bilbao y Donostia-San Sebastián hayan rectificado su postura inicial respecto a la OTA.

Considera que la nueva postura, acorde con la del resto de los consistorios, es acertada, aunque ha llegado tarde.

Era contradictorio mantener la OTA en funcionamiento cuando no era compatible con ninguno de los supuestos para poder salir a la calle contemplados por el Real Decreto. Se daba la paradoja de que al cumplir con la ordenanza municipal se incumplía con el Real Decreto, aunque justo es reconocer que el RACVN no tiene constancia de que algún usuario haya sido multado por salir a la calle a cambiar su vehículo de plaza o poner un nuevo ticket.

La justificación de los consistorios de Bilbao y Donostia de “evitar efectos llamada, aglomeraciones y estacionamientos de larga estancia” carecía de sentido, tal y como ha quedado demostrado durante estos días en los que la afluencia de tráfico ha sido y sigue siendo mínima. Una situación que ambos ayuntamientos han venido ahora a reconocer. Como ya venía advirtiendo el RACVN, la anterior postura de ambos ayuntamientos exponía a los propios trabajadores de la OTA y a los usuarios al tener que usar los parquímetros y pulsar sus botoneras para obtener su ticket.

Considerando que la persistencia municipal de mantener la OTA durante estos días ha podido causar perjuicios a los automovilistas que hayan podido ser multados, el RACVN solicita a ambos consistorios que anulen las sanciones que se pusieron tras decretarse el estado de alarma y que se devuelva el importe a aquellas personas que hubieran podido abonarlas.

No hay comentarios