Compartir

El año pasado inició la Red Bull Rookies Cup con muchas ganas de luchar por el Campeonato o conseguir estar entre los tres primeros. Aunque no se dio cuenta de sus posibilidades hasta que ganó la primera carrera del año en Jerez. Allí reafirmó sus buenas condiciones y una gran comodidad con la moto que ya había experimentado durante el test realizado previamente en el mes de marzo. Allí se dio cuenta de que podía ganar y podía estar arriba. Y así lo hizo.

 Después llegó la carrera de Assen, en la que llovió mucho y no tuvo buenas sensaciones. En la primera carrera se cayó y en la segunda no se sentía del todo cómodo. Desde Alemania hasta Austria (Alemania, Austria y Brno) terminó en el podio en todas las carreras. De hecho, ganó la segunda carrera en el Red Bull Ring.

Después aterrizó en Italia (sólo se celebraba una carrera) dónde ganó la carrera pero una penalización por exceder los límites de la pista, le dieron la victoria a Sasaki (que había terminado quinto) y Aleix tuvo que contentarse con el segundo lugar. Con esto, llegó a Aragón con 35 puntos de diferencia respecto al primer clasificado. Ya no dependía de él, sino de que su máximo rival terminase en el suelo, ya que los puntos de diferencia eran 24. Aún así, se aseguró una brillante segunda plaza en el Campeonato.

Con ésta gran participación y con sus aspiraciones a ser el piloto a batir para hacerse con el título de la Red Bull Rookies Cup, la nueva temporada que comenzará como siempre en el circuito de Jerez el próximo mes de mayo. Además de disputar el FIM CEV Repsol con la estructura del piloto de MotoGP, Álex Rins, el equipo Procercasa-42 Motorsport. Además contará con KTM en las dos categorías y eso será una ventaja para sumar kilómetros con una misma marca.

Hace unas semanas realizamos esta entrevista dónde nos habla de la pasada campaña y de los objetivos para la nueva temporada.

No hay comentarios